Imprimir

EXPERTO ALEMÁN ELOGIA CIRUGÍAS EN URUGUAY

vlcsnap-2016-11-29-14h51m55s647

El cirujano ortopedista alemán Thorsten Gehrke, sostuvo que no todas las técnicas nuevas en medicina son buenas y consideró que se debe ser muy cauto a la hora de innovar tempranamente. El médico, considerado un referente mundial en implantes de rodilla y cadera, estuvo el viernes y sábado últimos en Montevideo, dictando un curso de entrenamiento para veinte médicos de América Latina en el Banco de Prótesis.

Gehrke es el director del Departamento de Cirugía Ortopédica de la Helios Endo Klinik, el centro de ortopedia y traumatología más grande y prestigiosa del mundo, donde cada año se realizan 9.000 intervenciones quirúrgicas.

Visitó Uruguay por primera vez en 2004, cuando llegó como turista a Punta del Este y siguió recorriendo la costa uruguaya hasta que conoció Punta del Diablo, lugar del que se enamoró. No descarta venir a radicarse en Uruguay.

En 2008 conoció en un congreso al doctor Fernando Motta. Y en 2010, viajó expresamente a Montevideo para operar con el traumatólogo uruguayo y ver el funcionamiento del Banco de Prótesis. Quedó gratamente impresionado. "Aquí se hace lo mismo que en Hamburgo y con resultados similares", dijo a El País.

En Alemania, cualquier ciudadano tiene acceso a la clínica Helios a través de los seguros médicos que provee el gobierno. "Operamos de igual manera y en el mismo lugar a un gran empresario, un político como a un indigente", enfatizó. Similar situación se registra en el Banco de Prótesis, donde a través del Fondo Nacional de Recursos, son atendidos pacientes de cualquier condición social y de todas partes del país.

Vigencia:

Gehrke, quien realiza anualmente un promedio de 600 operaciones, se mostró muy cauto a la hora de hablar de cambios o innovación en su especialidad. Sostuvo que las técnicas que se aplican hoy son similares a las que se utilizan desde hace décadas.

"Los implantes de rodilla y cadera fueron diseñados hace 40 años y siguen vigentes. Solo ha habido pequeños cambios y los avances no han sido sustanciales", enfatizó. El especialista no es partidario de los "experimentos" y lo fundamentó en que lo que se tiene que tener bien presente es la "seguridad del paciente". Informó que en Alemania el promedio de edad de las personas que deben ser sometidas a operaciones de implantes de rodilla es de 63 años, mientras que dos décadas atrás era de 70 años. En Uruguay es de 69 años.

"Hoy se opera a gente más joven", afirmó y destacó que las causas principales son "la obesidad, la malnutrición y el sedentarismo. Los implantes, en la actualidad, tienen una duración de entre 25 y 30 años", remarcó.

Gehrke sostuvo que desde la primera vez que visitó el Banco de Prótesis le sorprendió la coordinación, la organización y el nivel médico". "Si una operación está marcada para la hora 8:00, se empieza a las 8:00. Los resultados que se logran aquí son óptimos", subrayó.